Relatos xxx mamá puta hombres y mujeres jugando al futbol desnudos

relatos xxx mamá puta hombres y mujeres jugando al futbol desnudos

Papá estaba de viaje y cuando llegué a casa para cenar me encontré con la mesa puesta, todo preparado y mamá sentada frente al televisor vestida con una camisa blanca, una falda corta y zapatos de tacón. Las veces que papá y ella conseguían pasar la noche juntos y descansados, cosa difícil teniendo en cuenta que él viajaba constantemente, los cuadros temblaban en mi dormitorio. Cuando sentía que estaba a punto de estallar, mi madre comenzaba a subir de nuevo hacia mi boca para bajar a mi sexo y repetir el ciclo completo. Que viene Juan, tío. Pero no podíaaa, la cara de mi madre seguía descendiendo por mi cuerpo y al poco rato su cara estaba a la altura de mi polla. Carlitos: Que aquí no vas a entrar cojones! El tiempo resolverá esa duda.

Nelson: Quién es el que manda? Por favor, haz lo que te digo. Tu estas gilipollas o qué? Mi madre estaba encantada le daba besitos como una niña pequeña. Sujeta por las nalgas y sin voltear la cabeza, mi madre se dej? hacer, dej? que se la follaran a placer, disfrutando y dejando disfrutar, aumentando cada vez m?s el volumen de sus gemidos, de sus jadeos.

Nelson: Te voy a follar bien follada aquí mismo para que termines de correrte, so puta! Sara: Ahhhhh, cierra la puertaaaa que viene gente Nelson: No te preocupes que yo te cubro entera y no te vera nadie Era la primera vez que mi madre recibía esa polla sin tener un plástico de por medio. Solté a mi madre dejándola otra vez con la cara pegada en el suelo pegajoso y lleno de mierda mientras recibía los pollazos de Nelson Sara: Ahhhhhhh joderrrrrrr ahhhhhhhh Nelson: Juan, alias Juarrito? Sara: Ummmmmmmm Nelson: Pero que haces payaso! Sara: No no no no para que va a salir la gente del colegio y nos va a verrrr Nelson: Venga con lo que te estaba gustando. Evidentemente pensé que estaría ridícula si le dejaba solamente el sujetador, así que fue lo siguiente en quitarle. Sara: Ahhhhhh ahhhhhhhhh sii (dijo mi madre imitando a una voz de niña) Nelson: Y la chupa de puta madre!

Sara: Ahhhhhhhhh Ahora la estaba llevando no agarrada del brazo sino del coño, como su puta. Que como sigas así vas a montar un escándanlo y nos va a ver! Me puse a vigilar por todos los lados, la gente seguía pasando hacia el aparcamiento para montarse en los coches e irse a sus casas. La cogió bien de la pierna que la había levantado y empezó una follada freneticaaaaa. En esa posición comenzamos un 69 perfecto que duró varios minutos. Cuando notó que estaba relajada esa zona pasó a mis brazos y a las palmas de mis manos y de ellas a mis pies. Nelson: Ummm entonces quieres que me siga follando a tu madre, para que no la deje embarazada? Sara: Hijooooooo ahhhhhhh ahhhhhh ahhhh Me miraba a la cara sorprendida de mi erección. La cogió del vestido con ambas manos, que ahora era un simple cinturón alrededor de sus caderas y se la volvió a follar. La ?nica condici?n que puso fue: mam? pondr? los l?mites Al final tan s?lo mi amigo Daniel se apunt? a venir a casa (evidentemente yo no pod?a contarles lo que se iban a encontrar as? que mam? prepar? unos.

Los baños, los utilizaba todo el mundo, tenían las puertas de madera, algunas caídas, los lavabos destrozados y con un olor a meado insoportable. Además, puede que meta algunas de las imágenes que tengo grabadas con mi marido y con mi hijo, aunque no deben de sospechar absolutamente nada y nunca les enseñe la película terminada. Al cabo de media hora, justo en el momento de terminar de cenar y mientras yo recogía la mesa sonó el teléfono. Aguanté varios minutos sin moverme, solo observando hasta que escuché la respiración profunda también de mi madre y, con la seguridad de que dormía, salí despacio y sin hacer ruido de la terraza y me fui a mi cama a dormir. Temiendo que pudiera hacer algún ruido que delatara mi presencia, abandoné la idea de entrar en mi dormitorio y caminé deprisa, dejando a un lado la puerta del dormitorio de mis padres. O tal vez debería decir a O? Mi madre parecía que estaba entrando en razón y ya la tenía de mi parte Sara: Siii y suelta ya a mi hijo.

Sara: Ahhhhh ahhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh joderrrrr siiiiiiii Nelson: puffffff, (Nelson bufaba como un bufalo) Sara: Siii cari?oooooo, ahhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhhh Nelson: ahhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhhh Sara: ahhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhh ME corrooooooooooooooooo ME corrroooooooooooooooo Mi madre se convulsionaba casi no teni?ndose. Tenía su cara metida dentro del vestido comiéndola todo y pasando la lengua por encima del tanga de mi madre. Nelson empezó a sacar la ropa de andar por calle de su mochila. Este relato es una fantasia y yo no soy un niñato que ya tengo una edad. (Metiendola otro pollazo) Sara: Tuuuu ahhhhh ahhhhh ahhhhhhhhhhhh Nelson: Que solo te oigo gemir! Nelson siguió pegado a mi madre pero ahora con un ritmo más rápido, tenía su cabeza apoyada en el hombro de mi madre el cual mordía. Simplemente me dejé acariciar por ellos mientras me desnudaban y los desnudaba.

...

Cuando ella, forcejeando durante casi medio minuto, logr? soltarse, ten?a la cara colorada de verg?enza, no como mi padre que miraba triunfante a los dos hombres, como ret?ndoles, pero sin decir ni una sola palabra: Esta hembra. Sara: Ahhhhhh ahhhhh vamossss terminaaaa Nelson: Ufff esto me está gustando la ostia, creo que voy a seguir así un buen rato, que ahora que tenemos vigilante, estamos más seguros A que si pringado? Se acerc? a la cama donde estaba mi madre, y ella, inm?vil, gir? levemente la cabeza para mirar qui?n se acercaba, pero antes de que pudiera verlo con nitidez, ?ste se tumb? entre las piernas abiertas de ella. Carlitos: Porqué esta hecho una mierda el baño. Venía en contadas ocasiones cuando teníamos que irnos a algún otro lado o había una urgencia. Sara: Tu putahhhhhh ahhhhhh ahhhhhhhh ahhhh Nelson: Quiero oírtelo decir entero.

De pronto sentí que se arrodillaba entre mis piernas, ponía sus manos a ambos lados de mi cuerpo y comenzaba una especie de masaje exótico que me elevó, como poco, al séptimo cielo. En esta ocasión ha reunido a tres de sus mejores jugadoras para centrarlas y que se concentren más en los partidos, porque siempre tienen que vigilar la retaguardia para que no les penetren y les acaben marcando un goal. En eso que me fijo y parece EL coche DE MI madre! Sara: Vale, jejeje como cuando Carlitos era pequeño y le cambiaba en la piscina. Meteos en un cabina de baño que yo le entretengo Nelson: Espera, quiero oírtelo decir bien.

Nelson: Sara me vas a tener que ayudar que no quiero que me vean en bolas. Nelson: Digo lo que quiera! Buenos días amiguetes, hoy domingo toca un poco de ejercicio como el que nos van a mostrar estas lindas chicas de un equipo de fútbol americano. Es una pena que esa situación solamente durara tres cursos académicos, los tres mejores cursos académicos de toda mi vida. El único ruido que se escuchaba venía de abajo, de las voces que daba mi padre y los dos hombres. Sólo que ese domingo estaba dispuesto a introducir un pequeño cambio en mi rutina para no perderme durante tanto tiempo la visión del cuerpo de mi madre. Mi madre estaba otra vez en las manos de Nelson, ya la tenía controlada de tanto pollazo que la había metido y estaba que pedía más rabo! No dije nada, tampoco hubiera servido de mucho y además me estaba apeteciendo ser usada de nuevo.

La abrió, alcanzó una con cara de gata que me cubría los ojos y la nariz, y después de ponérmela cogió su móvil y me hizo algunas fotos desnuda. Ahora tienes que desnudarme completamente, atarme las piernas a la puerta y darme 13 azotes fuertes en el culo. Sólo puedes dejarme una de las prendas. Sara: Ahhhhhhh ahhhhh ahhhhhhh Carlitos: Ostia! Sara: Vengaa ahh termina rápido que nos van a ver y tiene que venir Carlitos. Pasó frente a mi padre, mirándole fijamente, pero éste ni se inmutó, continuó durmiendo profundamente. Les acarici? y com? sus pollas mientras ellos hac?a lo propio con mi co?o, mis pezones y mi culo hasta dilatarlos por completo, para a continuaci?n ir recorriendo la casa, desde el sof? a la cama, pasando. Así está mucho mejor Diciendo esto comenzó a secarle el slip con suavidad, cosa que evidentemente no lograba y que ella sabía de antemano. Por favor no me toques. Su boca de la excitación se abría de par en par y de vez en cuando sacaba la lengua.

Pero por otro lado no me atrevía a tanto, así que opté por quitarle las medias, las cuales, tras sufrir 3 o 4 enganchones fruto de mi inexperiencia, se fueron directamente a la basura. Su lengua y sus pechos untados de aceite resbalaban por mi cuerpo desde mi cara hasta mi miembro. Nelson: Sara cómo es que has venido a buscarnos? Sara: Si, esta rico, pero no podemos ( la resistencia de mi madre ya era leve). Todavía recordaba las miradas que le echaron los dos hombres, impidiéndome conciliar el sueño, así que, después de llevar casi media hora en la cama sin poder dormirme, me levanté y, descalzo, salí en silencio de mi dormitorio, cerrando con cuidado la puerta. De pronto los dedos de su mano derecha empezaron a jugar peligrosamente con el orificio de entrada a mi ano, primero suavemente de forma circular, luego amagando la entrada sin llegar a efectuarla y vuelta al principio.

Mientras seguimos merendando mi madre lav?, sec? y planch? la ropa de mi amigo y al despedirse de ?l solamente le dijo Recuerda que aqu? no ha pasado nada, de todos modos sabes que puedes volver a merendar cuando. Necesito que te corras en mi boca para que sirva el castigo. Como me vieran gritar y golpear vendrían y entonces sí que nos pillarían Sara: Noooo gritesss cariñoo ahhhhhh ahhhhhhhh, que es peor, vigila que no se acerque nadie. Cuando lo separé de su cuerpo observé que sus pechos aún se conservaban firmes y sus pezones estaban completamente excitados y erectos. Nelson: Pues es culpa tuya por no estar atento.

Juarez craigslist londres hombres que buscan hombres

Relatos xxx mamá puta hombres y mujeres jugando al futbol desnudos

Ultimas novelas eroticas publicadas varios hombres la obligan a desnudarse muy despacio

Sara: Bueno, que remedio esperaremos. No salgas del baño. Lo siento much?simo pero no te preocupes que llegar?s a tu casa como si no hubiera pasado nada A medida que mam? pasaba el trapo por el pantal?n de mi amigo el bulto de este iba aumentando. Nelson: Te gusta esto putita! Luego se agachó para ponerla y al girarse hacia nosotros con las piernas ligeramente separadas, para ver si cambiaba algo o estaba todo bien, ofreció a nuestros ojos la visión de su sexo si bien de forma menos nítida que la de su trasero. Nelson: Tranquila que no nos ve nadie, no hay gente cerca y si vigilas ya verás como no pasa nada. VER video aqui Relacionado. La agarro del pelo y la puso mirando al espejo de uno de los lavabos.

Follando putas peruanas dedo gay

Nelson: Hay que joderse no porno gay viejos ver videos de sexo puede hacer uno las cosas a gusto Se puso el pantal?n y el chaval que fue a buscar el bal?n no les pillo, disimularon haciendo como que estaban hablando: Nelson: Ves c?mo. Nelson: Tú cierra bien las piernas para apretarme la polla y vigila que no venga nadie. Hola María Dani, que sorpresa. Ellos decidían el día que quisieran cada semana. Se levantó un poco del asiento, haciendo que su culo se acercara más al cristal donde estaba yo, en ese momento pude ver que no tenía el preservativo puesto.